¿Por qué debemos unir en una misma estrategia el Growth Hacking y el marketing 3.0?

¿Cuantas empresas hemos visto caer por falta de adaptación al cambio en la era de las nuevas tecnologias? Panasonic, Kodak, GM, Apple. Las nuevas tecnologías, el desarrollo de internet y las redes sociales han permitido que los consumidores se expresen libremente sobre las empresas y sus experiencias de consumo. El marketing se encuentra en una etapa, en la que resulta mas efectivo “escribir nuestra queja en redes sociales, que hacerlo en una hoja de reclamaciones u oficina del consumidor. Ahora a las empresas de nada les servirá tener la publicidad más bonita, si los valores de la compañía no son creíbles y no forman parte del ADN de ella.

“No es la más fuerte de las especies la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que mejor se adapta al cambio” Charles Darwin

El mundo empresarial se encuentra en constante cambio y la era del IoT avanza cada día más desprisa. Lo que conocemos por Marketing ha cambiado mucho desde las 4P’s.

El Marketing 3.0 surge como necesidad de respuesta a varios factores: las nuevas tecnologías, los problemas generados por la globalización y el interés de las personas por expresar su creatividad, sus valores y su espiritualidad.

Bajo esa premisa, el mercadeo y las ventas están cambiando gracias al aporte que le han dado los verdaderos especialistas en redes sociales; los que ven estadísticas y métricas más allá de los Likes, share, RT, Fav y los follows, y ha dado paso al rol de Growth Hacker, quien es el especialista encargado del crecimiento de una idea.

Esta adaptación del marketing y ventas, para vender ideas y ganar exposición, nace producto de la necesidad de promocionar nuestra empresa o proyecto apenas sin recursos.Asi nace el Growth Hacking, producto de la creatividad, mucho análisis y apoyados por las métricas sociales que se forman cada vez que se comparte un post o se le da click a un anuncio o link.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *