7 motivos por los que no debemos comprar agua embotellada.

agua como derecho humano
¿Como un producto que es un derecho humano ha pasado a manos de corporaciones multinacionales para desarrollar un nuevo mercado?
El libro “Bottlemania: How Water Went on Sale and Why We Bought It” (disponible en www.amazon.com) nos habla del posicionamiento del agua envasada como ejemplo de una gran estrategia de marketing.
¿Es el agua un derecho básico y gratuito o debería pertenecer a las grandes corporaciones y ser tratado como producto comercial? La autora nos cuenta en este libro como el marketing es la principal razón por la cual los consumidores prefieren pagar más de 1,000 veces por el agua embotellada, y añade a ese factor tendencias culturales, económicas, políticas e hidrológicas
El marketing ha posicionado el agua embotellada como un símbolo de buena salud y cuidado del cuerpo, pero desde mi punto de vista y cuestionamientos morales es un producto que no deberia comercializarse centrandose en el beneficio económico.
agua embotellada y porque no comprarlaSe lo que estarán pensando y estan en lo cierto, profesionalmente me dedico a diseñar estrategias de marketing, trabajo en marketing, adoro el marketing, pero también trabajo para, por y las personas elaborando estrategias de responsabilidad social y proyectos para el desarrollo, por este motivo y basandome en dos de los objetivos de desarrollo sostenible que de los que tanto hablo, me veo en la obligación de desmontar la gran mentira del agua embotellada a través de estos “7 consejos para no comprar agua embotellada”:
1-El agua embotellada es el gran negocio de las corporaciones de alimentación.
Tomemos como ejemplo aguas famosas en todo el mundo, como Aquafina de Pepsi y Dasani de Coca-Cola. Estas dos marcas venden agua filtrada, no es ni mineral, ni mineralizada. Es simplemente agua potable, y suele ser vendida a precios altos.
2- No es más saludable que el agua del grifo

No existe prueba alguna de que el agua embotellada sea mejor que la del grifo. Teóricamente en ambos casos es agua filtrada, y en ambos casos el agua potable es regulada. Pero no hay razón alguna para asumir que el agua embotellada es mejor o más limpia.

3. El agua embotellada genera una gran cantidad de basura.

El plástico es el material más utilizado para embotellar agua en todo el mundo. Tienes que saber que sólo una de cada cuatro botellas de plástico se recicla. por-que-nunca-debes-rellenar-de-agua-una-botella-de-plastico

Las botellas de agua producen 1.5 millones de toneladas de desperdicios de plástico al año tan sólo en Estados Unidos. Esa cantidad de plástico requiere de 178 millones de litros de petróleo al año para poder producirlo. Y si bien el plástico de las botellas es de muy buena calidad, el 80% se acumula en basurales, en calles, en ríos, en el océano.

 

4. Fabricar una botella de agua consume agua y energia.

Fabricar una botella de agua consume tres veces la cantidad de agua que la misma agua que contendrá. Se usan aproximadamente unos 17 millones de barriles de petróleo para la producción de botellas al año. Suficiente combustible para un millón de coches durante un año.

Ademas, para obtener un litro de agua embotellada es necesario 100 veces más electricidad que para un litro de agua del grifo.

5-El agua embotellada significa menos atención a los sistemas públicos

La mayoría de la gente que consume agua embotellada en sus hogares es debido a que no les gusta el sabor del agua de grifo local, o porque tienen dudas sobre su potabilidad. Lo ideal sería apoyar propuestas locales para mejorar el saneamiento y el agua potable que llega a nuestros grifos.

6- La privatización del agua.

En todo el mundo el agua que sale de su gripo suele estar privatizada. Depende de grandes empresas. El agua ha sido llamada el “oro azul” del siglo 21, ya que se ha convertido en uno de los bienes más preciados.

En la actualidad cientos de corporaciones multinacionales están comprando las empresas locales de agua en todo el planeta. Las mismas corporaciones que son dueñas del agua embotellada. Y sí, pensaron bien. A ellos les conviene económicamente vender el agua en botellas de plástico.

Las declaraciones en el año 2013 del presidente de Nestlé, nos deja muy clara su postura: “el agua no es un derecho, que debería tener un valor de mercado y ser privatizada”.

7- Su precio.

El precio del agua embotellada puede llegar a ser mas de 1000 veces el precio del agua del grifo.

 

¿Qué podemos hacer?

Primero concienciar a nuestros amigos y familiares sobre le problema ambiental y social que la compra de agua embotellada conlleva.

Ante el mal sabor existen alternativas para decirle no al agua embotellada. Podemos comprar termos de acero inoxidable y usarlos alla donde vayamos. Para evitar el mal sabor, existen marcas de filtros potables a un precio económico.

Por supuesto sino tenemos mas remedio y debemos comprar agua realizando un consumo responsable de ella tambien puede ayudarnos a comenzar a solucionar este problema.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *